¿Nos sigues en Facebook?
Haz clic en "Me gusta" ;-)

Powered By | De Palo Pa Lena

Breaking News
Loading...
miércoles, 22 de enero de 2014

Recomendaciones: Actividades físicas durante el embarazo

10:00 a. m.
Desde hace unos años sabemos que el ejercicio físico debe ser recomendado en toda persona, la etapa del embarazo no será menos, en donde podemos afirmar que ha sido demostrado que el ejercicio físico en embarazadas previene la preeclampsia, la diabetes gestacional, la ganancia excesiva de peso materno, favorece los procesos del parto, mejora la tolerancia a la ansiedad y depresión, reduce el índice de fatiga durante las actividades cotidianas, mejora la estabilización del humor de la madre, el menor riesgo de padecer venas varizosas, el menor riesgo de trombosis venosas, la reducción de los niveles de disnea y la menor aparición de episodios de lumbalgia. (F. Mata; I. Chulvi; J. Roig; J.R. Herdia; F. Isidro. 2010) En el siguiente artículo explicaremos las recomendaciones básicas para que podáis realizar ejercicio con total seguridad, aunque siempre debemos dejar claro que un artículo no trata de prescribir sino de informar, por eso mismo te recomiendo que te pongas en mano de un profesional para que adapte estas recomendaciones a tu persona.

Cuando te entra una embarazada por la puerta del gimnasio, ¿te llegan los sudores antes que a ella?, lo primero que te puedo decir es que tengas seguridad en ti mismo, siguen siendo personas como otras cualquiera pero como bien sabes al igual que debes individualizar el trabajo para un anciano una persona con una lesión de columna o un niño con sobrepeso, esta no será diferente. Con este artículo tendrás una base a la cual ceñirte con seguridad y a partir de el podrás buscar entre la masa de información que hoy en día tenemos.

Antes de diseñar un programa de ejercicio físico para la mujer embarazada debemos tener en cuenta una serie de premisas y que para mi son muy importantes:
  • Permiso del médico para realizar ejercicio físico. (este debe estar informado)
  • Realizar una valoración inicial y el cuestionario PARmed-X adaptado para embarazadas
  • Individualizar según las características de la mujer: (1. Previamente sendentaria, 2. Activa, 3. Patológica)
  • Diseñar un programa acorde a las recomendaciones mínimas, con precaución y sentido común.
  • Prestar atención a señales de alarma durante el ejercicio (dolor de cabeza, mareos, vértigos, etc.)
Se ha observado que el feto tolera bien el ejercicio materno, pero si realizamos ejercicio de alta intensidad este puede hacer que el flujo sanguíneo hacia el útero sea deficitario. El ejercicio de alta intensidad (4-7 días/semana) en mujeres embarazadas entre 25-35 semanas puede repercutir en un menor peso del bebe. En cambio las mujeres que realizan ejercicio de moderada intensidad 3 veces/semana tienen bebés más grandes que las sedentarias. (López JL, 2006) Podemos afirmar que en mujeres sanas que hacen ejercicios de intensidad moderada el feto no tiene ningún peligro. Y si estamos dentro del grupo de mujeres deportistas con buena condición física el seguir manteniendo su actividad durante el embarazo ha demostrado que el feto tiene un desarrollo psicomotor superior con mejor maduración nerviosa. (Clapp JF et al. 2000)
La mujer embarazada sufre una serie de cambios morfológicos que debemos tener en cuenta para realizar una correcta prescripción. A continuación enumeramos algunos que en mi opinión parecen los más relevantes:


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Toggle Footer