¿Nos sigues en Facebook?
Haz clic en "Me gusta" ;-)

Powered By | De Palo Pa Lena

Breaking News
Loading...
martes, 14 de mayo de 2013

Indignación por un vídeo en el que un rebelde sirio muerde un corazón

1:04 p. m.

El miliciano rebelde Abu Sakar se abalanza sobre el cuerpo de un soldado sirio, le corta el pecho y, sin temblar, le extrae con parsimonia el hígado y el corazón. “Le juro a dios, soldados de Bachar, perros, comeremos vuestros corazones e hígados. Alá es grande. Mis héroes de Baba Amr, masacrad a los alauíes y sacadles los corazones para coméroslos”, dice, en árabe. Luego, se lleva el corazón extirpado a la boca y se dispone a morderlo.
Ese macabro ritual, mostrado en un vídeo procedente del conflicto sirio, que ha conseguido la agrupación Human Rights Watch (HRW), muestra la cara más inhumana del conflicto sirio, enquistado desde hace ya más de dos años, con un balance provisional de 70.000 víctimas. Es prueba, además, de que las atrocidades se cometen en ambos bandos, y de que hay milicias radicales que operan fuera del alcance de los líderes opositores moderados.
Abu Sakar es alguien conocido entre las facciones rebeldes. HRW dice que tiene en su poder otros vídeos en los que se le ve participando en el bombardeo de localidades chiítas en Líbano y jactándose de la muerte de varios milicianos de Hezbolá fallecidos en combate en Siria. Bajo su nombre de guerra se esconde Khalid al Hamad, un insurgente de la localidad de Homs que participó en la fundación del grupo rebeldeBrigadas de Faruk.
El vídeo apareció por vez primera el 12 de mayo en diversos sitios web, y ha sido difundido por partidarios del régimen de Bachar El Asad para mostrar la cara más salvaje de las milicias opositoras, y sus amenazas a la minoría alauí, a la que pertenece el Presidente. Hechos como que otro grupo opositor, el Frente Al Nusra, haya jurado fidelidad a Al Qaeda, han provocado dudas entre las potencias occidentales sobre la conveniencia de armar a los opositores en su lucha.
"Un modo importante de detener estos horrores diarios en Siria, desde decapitaciones a mutilaciones y ejecuciones, es despojar a todos los lados de su sensación de impunidad", asegura Nadim Houry, director adjunto de Oriente Medio en HRW. "Estas atrocidades son traumáticas, pero también lo es el obstruccionismo de algunos miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que aún no apoyan enviar a ambas partes a la Corte Penal Internacional”, añade.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Toggle Footer