¿Nos sigues en Facebook?
Haz clic en "Me gusta" ;-)

Powered By | De Palo Pa Lena

Breaking News
Loading...
sábado, 25 de mayo de 2013

Fuerzas sirias y de Hezbolá tratan de avanzar en Qusair

9:09 p. m.

Fuerzas del Gobierno sirio y del grupo integrista libanés Hezbolá lanzaron una aguerrida campaña para hacerse con más territorio rebelde en la localidad fronteriza de Qusair el sábado, dijeron fuentes de ambos lados del conflicto.
Los insurgentes que combaten para derrocar al presidente Bashar el Asad dijeron que se habían desplegado más tanques y artillería en torno al territorio en manos de la oposición en Qusair, localidad siria cercana a la frontera libanesa.
"Nunca he visto un día como éste desde que comenzaron los combates", dijo Malek Ammar, activista que habló desde esta localidad a través de Skype. "Los bombardeos son muy violentos e intensos. Es como si estuvieran intentando destruir la ciudad casa por casa".
Los rebeldes están prácticamente rodeados en Qusair, población de 30.000 habitantes que se ha convertido en campo de batalla estratégico. Las fuerzas de Asad quieren tomar el área para asegurarse una vía entre la capital, Damasco, y su bastión en el Mediterráneo, dividiendo los territorios tomados por los rebeldes en el norte y el sur.
La oposición ha respondido, al considerar la zona crítica para mantener las rutas de suministro transfronterizo e impedir a Asad una victoria que temen le dé ventaja en las conversaciones de paz propuestas por Estados Unidos y Rusia para el próximo mes.
Los dos años de levantamiento contra las cuatro décadas en el poder de la familia Asad comenzaron con protestas pacíficas pero derivaron en un conflicto armado que se ha cobrado la vida de más de 80.000 personas.
Se cree que los hombres de Asad se han hecho con aproximadamente dos tercios de Qusair, pero el precio ha sido elevado y los rebeldes insisten en que están impidiendo más avances.
Un combatiente de Hezbolá en Qusair dijo a Reuters que los avances iban a un ritmo muy lento.
"Estamos en la segunda fase de nuestro plan de atacar, pero el avance ha sido lento y difícil. Los rebeldes han minado todo, las calles, las casas. Incluso los frigoríficos están minados".
Los combates en Qusair han subrayado también el tono cada vez más sectario de la lucha política, que no sólo está eclipsando la revuelta, sino amenazando con desestabilizar la región. Israel ha lanzado dos ataques aéreos en Siria, y Líbano, que tuvo su propia guerra civil sectaria durante 15 años, ha visto un incremento en la violencia vinculada con Siria.
La mayoría suní ha liderado la lucha para derrocar a Asad, y se le han unido combatientes islamistas de la región, algunos de ellos vinculados con el grupo extremista Al Qaeda.
Asad proviene de la minoría alauí, una escisión del chiísmo, y ha dependido de un Ejército encabezado en su mayoría por fuerzas alauíes. Ha sido financiado por Irán, aliado chií de hace tiempo, y ahora cada vez más por los chiíes de Hezbolá, fundado como resistencia a Israel.
Los insurgentes sirios dicen ahora que sea cual sea el resultado, llevarán a cabo ataques de venganza contra pueblos chiíes y alauíes a ambos lados de las fronteras.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Reino Unido con una red de activistas en toda Siria, dijo que las fuerzas de Asad encabezadas por Hezbolá estaban intentando avanzar desde tres direcciones en la ciudad.
"En cada área en la que no tienen un pie, están intentando poner uno", dijo Rami Abdelraham, responsable del Observatorio, a Reuters por teléfono.
La violencia en Qusair, parte de la provincia central de Homs, ha desatado enfrentamientos en la cercana capital libanesa, Trípoli, donde más de 25 personas han muerto en siete días de enfrentamientos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer